Un barco sobre una uve doble, que para nosotros es infinita

Como contamos en el post “Norte y Sur” nuestra historia pudo empezar de la más remota de las locuras.

A toda locura le siguen una series de historias, anecdóticas, de las que se aprenden, con las que uno quiere vivir toda su vida. Si si, esas que son “parada obligatoria” en cualquier comida, cena, remesa, y afters. Algunas nos han hecho felices, otras no tanto, ¿Para qué engañarnos?

Y es que ¿Quiénes seríamos sin nuestro pasado? ¿Sin todos los errores que cometimos? ¿Sin toda alegría que nos hemos dado porque nos la merecíamos y punto?

 

El viaje de un barco sobre una uve doble

Todo esto viene a raiz del viaje que queremos transmitir con nuestro barquito de vela navegando sobre la w.

Es cierto que dentro de toda realidad sería difícil plantear un viaje en un velero para las miles y miles de personas que ojalá algún día formen parte de nuestra “Comunidad Farawa”.

Y es que amigos y amigas, la idea de viaje que queremos enseñaros realmente, es el de los pelos de punta , anécdotas, lágrimas porque sí , y también las de: ¿ y por qué no? La emoción y las ganas de hacer feliz a la persona que tienes al lado, y también del que tienes lejos. De los que ponen corazón en la mirada y de reojo te miran.

No se, creo que leyendo esto podéis haceros una idea de que lo que queremos que seáis partícipes. Es muy bonito compartir esto. Con vosotros. Recordaros siempre que sois muy importantes para que sigamos navegando, (y ojalá algún día en un velero).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no se mostrará.

Compra Express